Patatas planas caseras al ajo



Ingredientes

  • 4 Patatas de estación o semi tardías de tamaño grande
  • 4 cucharadas de sal de ajo
  • 1 cucharada de sal
  • Aceite de girasol

Esta receta de patatas al ajo es otra forma de preparar unas deliciosas patatas para acompañar a nuestra hamburguesa. En lugar de utilizar ajo natural las espolvorearemos con sal de ajo, un condimento que le dará un toque a ajo en su justa medida y cuidando que luego nonos repita.

Además, el secreto de estas patatas al ajo está en su punto tierno por dentro y crujiente por fuera, que las hará más apetitosas.

Preparación

Comenzamos lavando y secando bien las patatas para quitar cualquier rastro de tierra o suciedad. Pelamos y cortamos en rodajas del tamaño del largo de la patata. Las metemos en un recipiente con agua fría al que agregamos una cucharada de sal.

Dejamos las patatas en remojo en el agua salada durante 30 minutos. Pasado ese tiempo escurrimos las patatas y las secamos. Las ponemos en un bol y espolvoreamos 4 cucharadas de sal de ajo, las removemos bien y las dejamos que reposen 10 minutos.

Mientras tanto vertemos en una sartén profunda abundante aceite de girasol y calentamos a fuego medio-alto. Cuando el aceite este caliente incorporamos las patatas y las cocinamos hasta que empiecen a dorarse, cuando tengan algo de color (pero no muy doradas) las retiramos y las depositamos sobre una bandeja con papel absorbente de cocina unos minutos, en este momento las patatas estarán tiernas pero no doradas aún.

Subimos el fuego a nivel alto, unos 180º y volvemos a introducir las patatas 10 minutos hasta que estén doradas y crujientes, removiéndolas con mucho cuidado de vez en cuando si fuera necesario.

Las transferimos a una rejilla de metal para que escurra el aceite sobrante y las servimos.

Habéis visto que receta tan sencilla ¿estáis dispuestos a probar estas patatas caseras?

Podéis decirme los resultados en la parte de comentarios.