Salsa de Ketchup Casera


Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cebollas cippolini
  • 1 kg de tomate maduro tipo pera
  • 1 cucharada grande de azúcar moreno
  • 2 cucharadas grandes de Vinagre balsámico de Módena
  • 1/2 cucharadita de miel
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra

Preparación

Para realizar esta receta de Salsa de Ketchup casera, lo primero que vamos a hacer es lavar y secar bien los tomates, troceamos en cuartos y reservamos sin pelar.
Introducimos en el vaso de la Thermomix las cebollas cippolimi en cuartos, el ajo junto al aceite y troceamos 10 segundos velocidad 4 para.

Sofreímos programando la Thermomix a temperatura Varoma durante 6 minutos y velocidad 1.

A continuación agregamos los tomates cortados en cuartos, el azúcar moreno, el Vinagre balsámico de Módena, la miel, la pimienta negra y programamos la Thermomix 25 minutos a temperatura Varoma y velocidad 1. Para que no salpique colocamos sobre la tapa el cestillo.

Una vez haya finalizado el tiempo, programamos la Thermomix otros 10 minutos a temperatura Varoma velocidad 3, manteniendo sobre la tapa el cestillo.

Dependiendo del tipo de tomates que usemos y del estado de madurez en el que se encuentren, puede quedar más o menos espesa la salsa, en el caso de que este muy líquida se puede repetir el último paso para que reduzca más.

Elaboración Tradicional, cortamos en juliana las cebollas cippolini, y picamos los dientes de ajo.

Ponemos en una cazuela profunda un poco de aceite de oliva a fuego medio. Echamos el diente de ajo picado y cuando veamos que tiene un ligero color dorado, añadimos la cebolla.

Rehogamos todo hasta que la cebolla este dorada y añadimos los tomates troceados en cuartos y sin pelar, la sal, el azúcar moreno, el Vinagre balsámico de Módena, la miel y la pimienta negra, bajamos a fuego lento y vamos removiendo de vez en cuando, durante 40 minutos.

Trascurrida la hora pasamos por el pasapurés la salsa y la volvemos a poner fuego lento, durante 30 minutos más. Removiendo de vez en cuando y teniendo cuidado de que no se pegue.

Una vez pasado este tiempo ya tendríamos nuestra salsa de ketchup casera lista para acompañar nuestras hamburguesas o patatas fritas.

Habéis visto que receta tan sencilla ¿estáis dispuestos a probarlas?

Podéis decirme los resultados en la parte de comentarios.