Cebolla caramelizada casera



Ingredientes

  • 4 cebollas blancas grandes
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 8 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera de azúcar moreno
  • 1 cucharada sopera de Vinagre balsámico de Módena
  • 1 cucharada sopera de Vino Blanco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra

Preparación

Introducimos en el vaso de la Thermomix las cebollas cortadas en cuartos, el ajo junto al aceite y troceamos 10 segundos velocidad 4.

Ponemos la mariposa en las cuchillas, añadimos las cebollas picadas en el vaso e incorporamos el aceite, Vinagre balsámico de Módena, el Vino Blanco y el azúcar moreno. Programamos 30 minutos, temperatura varoma y velocidad cuchara.
Pasado ese tiempo, salpimentamos. Programamos 2 minutos, temperatura varoma y velocidad cuchara.

Pasado este tiempo ya está Lista para servir, si no la vamos a utilizar al momento podemos envasarla en un bote de cristal, y una vez que se enfriada, guardarla en el frigorífico.

En el caso de no tener Thermomix la elaboración sería la siguiente:

Pelamos y troceamos las cebollas en juliana, Añadimos aceite de oliva a una olla y echamos la cebolla troceada, y salpimentamos, para que empiece a pocharse. Removemos bien y tapamos la sartén para que se cocine a fuego lento unos 20 minutos aproximadamente, hasta que este blanda y transparente.

Pasado ese tiempo añadimos el azúcar moreno, el vinagre y el vino blanco, le damos vueltas para que se mezcle bien todo y lo dejamos a fuego lento hasta que la cebolla y el azúcar caramelicen, unos 25 minutos más o menos. Removemos de vez en cuando poniendo atención en que no se queme… y listo.

Habéis visto que receta tan sencilla ¿estáis dispuestos a probarlas?

Podéis decirme los resultados en la parte de comentarios.