Hamburguesa Casera de Pollo con champiñones



Ingredientes

  • 600 gr de Carne picada de Pollo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/3 cucharadita de sal
  • 1/2 Pimiento verde
  • 1/2 calabacín
  • 4 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 8 lonchas de queso Edam
  • 750 gr de champiñones laminados
  • Salsa de tomate casera
  • 4 panecillos

Para la preparación de esta hamburguesa hemos utilizado carne picada de pollo. Me gusta ir variando, utilizando diferentes tipos de carne adaptándome a la gastronomía o a los diferentes gustos de carnes.

La carne de pollo, es una carne de sabor suave, de bajo contenido en grasas que la hace muy saludable y muy apetitosa para los niños.
En esta ocasión, acompañamos nuestra hamburguesa de pollo con unos champiñones a la plancha, un acompañamiento diferente, que le aportará un toque más ligero que cuando la acompañamos con una salsa.

Además estaremos añadiendo un aporte vegetal a la hamburguesa de pollo (recordad que a la carne de pollo también le añadimos unas verduras)

Preparación

En primer lugar picamos en juliana el pimiento verde, el calabacín y reservamos. Lavar y limpiar bien los champiñones, después trocearlos y reservar.

En un bol grande, mezclamos la carne picada de pollo, los dientes de ajos picados muy finos, el pimiento verde y el calabacín hasta que se combinen bien. No
hay que presar demasiado, para que la carne no se quede dura.

Nota: Si no vamos a hacer inmediatamente las hamburguesas, podemos tapar el bol con film transparente y dejamos reposar la carne en el frigorífico.

En una plancha para asar o sartén echamos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y rehogamos los champiñones laminados. Salpimentamos al gusto y reservamos.

Mientras se van cocinando los champiñones, dividimos la carne en cuatro porciones y formamos las tortas, sin presionar demasiado y dándoles un grosor uniforme. Usando el dedo pulgar hacemos un hoyuelo en el centro de la hamburguesa, con esto conseguiremos que no se abombe ni encoja.
Suavizamos las grietas con los dedos, manteniendo la forma plana de la hamburguesa mientras se cocina.

Precalentamos la plancha o sartén a fuego alto y cuando haya cogido la temperatura adecuada lo bajamos a fuego medio.

Añadimos las hamburguesas y las cocinamos hasta que se forme una corteza en la parte inferior, unos 2-3 minutos y le damos la vuelta, agregamos dos lonchas de queso a cada torta, y cocinamos por el otro lado otros 2-3 minutos para que la carne este en su punto.

Retiramos las hamburguesas y las trasladamos a un plato.

Las dejamos reposar durante unos minutos.

La parte de abajo de los panecillos la decoramos con una manta de champiñones a la plancha y Salsa de tomate casera, ponemos las hamburguesas encima y las servimos inmediatamente.

¿Qué os parece esta receta de hamburguesas caseras?

Podéis darme vuestra opinión en la sección de comentarios.

Hamburguesa Casera de Pavo



Siguiendo con las alternativas a la carne de ternera, en esta ocasión vamos a preparar nuestras hamburguesas caseras con carne de pavo, una carne baja en grasa y poco calórica que la hace ser una de las mejores carnes magras y mas sanas del mercado.

Además le vamos a añadir a la carne pimientp rojo y zanahoria para aportarle algo mas de sabor a la carne, además de introducir una par de verduras a nuestra carne de hamburguesa.

Si teneis niños en casa, esta receta es una buena opción para cenar.

Ingredientes

  • 600 gr de Carne recién picada de Pavo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/3 cucharadita de sal
  • 1/2 Pimiento Rojo
  • 1/2 Zanahoria
  • 1 tomate
  • 1/2 cebolla
  • 8 lonchas de queso cheddar
  • 1 puñado de hojas de lechuga frescas
  • Salsa de tomate casera
  • 4 panecillos

Preparación

En primer lugar picamos en juliana el pimiento rojo, la zanahoria y reservamos.

En un bol grande, mezclamos la carne picada de pavo, la cebolla en polvo, el pimiento rojo y la zanahoria hasta que se combinen bien. No
hay que presar demasiado, para que la carne no se quede dura.

Nota: Si no vamos a hacer inmediatamente las hamburguesas, podemos tapar el bol con film transparente y dejamos reposar la carne en el frigorífico.

Dividimos la carne en cuatro porciones y formamos las tortas, sin presionar demasiado y dándoles un grosor uniforme. Usando el dedo pulgar hacemos un hoyuelo en el centro de la hamburguesa, con esto conseguiremos que no se abombe ni encoja.
Suavizamos las grietas con los dedos, manteniendo la forma plana de la hamburguesa mientras se cocina.

Precalentamos la plancha a fuego alto y cuando haya cogido la temperatura adecuada lo bajamos a fuego medio.

Añadimos las hamburguesas y las cocinamos hasta que se forme una corteza en la parte inferior, unos
2-3 minutos y le damos la vuelta, cocinamos por el otro lado otros 2-3 minutos para que la carne este en su punto.

Retiramos las hamburguesas con una pala para fritos metálica y las trasladamos a un plato.

Las dejamos reposar durante unos minutos y luego las añadimos a los panecillos.

Decoramos las hamburguesas con las hojas de lechuga, tomate, cebolla, la Salsa de tomate casera y las servimos inmediatamente, con una guarnición de .


Hoy la hemos acompañado de una buena Cerveza Triplel karmeliet, cereveza belga elaborada con tres tipos de cereales (cebada, trigo y avena) y triplemente fermentada.



¿Qué os parece la receta?

Podéis darme vuestra opinión en la sección de comentarios.

Patatas caseras de Lujo



Para la elaboración de estas patatas caseras necesitaremos
patatas, harina, pimentón dulce y sal. Existen cada vez más tipos de patatas en el mercado dependiendo de su fecha de cultivo o el uso que se le dé en la cocina (con lo sencillo que le resultaba a mi abuela o a mi madre comprar patatas en el mercado cuando éramos pequeños!).
Yo para esta receta me he decantado por una variedad de patatas tardías, de piel oscura y sin lavar (la tierra las protege y ayuda a conservar sus propiedades) ya que son ideales para freír.

Además, el toque del pimentón dulce en el rebozado de las patatas les da un ligero toque dulce.

Os aconsejo elaborar estas patatas para el acompañamiento de vuestras hamburguesas, en mi casa son todo un éxito!

Ingredientes

  • 4 patatas grandes tardías
  • 2 cucharadas grandes de harina
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación

Lo primero que vamos a hacer es lavar y secar bien las patatas para quitar cualquier rastro de tierra o suciedad. Sin pelar las patatas, las cortamos en gajos y las dejamos reposar unos 15 minutos en un recipiente con agua para que pierdan almidón. Pasados los 30 minutos las escurrimos y en el mismo bol agregamos la harina, el pimentón y la sal, las removemos bien y las dejamos reposar unos 15 minutos más.

Mientras tanto vertemos en una sartén profunda abundante aceite de girasol y calentamos a fuego medio-alto. Incorporamos las patatas y las cocinamos unos 10 minutos, pasado este tiempo las sacamos y las depositamos sobre una bandeja con papel absorbente de cocina, en este momento las patatas estarán tiernas pero no doradas aún.

Subimos el fuego a nivel alto, a unos 180º y volvemos a introducir las patatas 10 minutos hasta que estén doradas y crujientes, removiéndolas con mucho cuidado de vez en cuando si fuera necesario.

Las transferimos a una rejilla de metal para que escurra el aceite sobrante y ya están listas para servir.

Habéis visto que receta tan sencilla ¿estáis dispuestos a probarlas?

Podéis decirme los resultados en la parte de comentarios.

Hamburguesa Casera de Cerdo con Salsa de Mostaza



Para la receta de hoy utilizaremos como base carne de cerdo ibérico (la carne blanca española), buscando una alternativa a la carne de ternera. La carne de cerdo, a pesar de su mala prensa, nos aporta un alto contenido en proteínas necesarias en el crecimiento y el desarrollo de los huesos en niños, vitaminas del Grupo B y diversos minerales.

Además es una carne que ocupa un lugar destacado en nuestra alimentación por la gran tradición gastronómica que tiene en nuestro país, así que ¿Por qué no preparar una deliciosa hamburguesa con esta carne?

¿Te atreves?

Vamos a acompañarla con una salsa de mostaza antigua. Existen diferentes tipos de mostaza en el mercado (mostaza inglesa, americana, dulce, mostaza de Dijon, alemana, negra, picante incluso el conocido wassabi japonés está hecho a partir de un rábano picante de la familia de la mostaza wasabia japónica).

Para elaborar estas Hamburguesas Caseras de Cerdo utilizaremos mostaza a la antigua. De origen francés y elaborada a partir de semillas de mostaza enteras, vinagre, sal y ácido cítrico.

Su textura granulada, pero suave, con una intensidad de sabor medio, la hace ideal para acompañar una hamburguesa.

Ingredientes

  • 600 gr de Carne recién picada de Cerdo ibérico
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/3 cucharadita de sal
  • 1/4 de tallo de Apio
  • 1 cucharadita de perejil fresco
  • 1/4 de calabacín
  • 1 tomate
  • 1/2 cebolla
  • 8 lonchas de queso cheddar
  • 1 puñado de hojas de espinacas frescas
  • Mostaza antigua
  • 4 panecillos

Preparación

En primer lugar picamos en juliana el apio, el calabacín y reservamos.
Picamos el perejil y reservamos junto a las verduras.

En un bol grande, mezclamos la carne picada de cerdo, la cebolla en polvo, el apio, el calabacín y el perejil hasta que se combinen bien. No
hay que presar demasiado, para que la carne no se quede dura.

Nota: Si no vamos a hacer inmediatamente las hamburguesas, podemos tapar el bol con film transparente y dejamos reposar la carne en el frigorífico.

Dividimos la carne en cuatro porciones y formamos las tortas, sin presionar demasiado y dándoles un grosor uniforme. Usando el dedo pulgar hacemos un hoyuelo en el centro de la hamburguesa, con esto conseguiremos que no se abombe ni encoja.
Suavizamos las grietas con los dedos, manteniendo la forma plana de la hamburguesa mientras se cocina.

Precalentamos la plancha a fuego alto y cuando haya cogido la temperatura adecuada lo bajamos a fuego medio.

Añadimos las hamburguesas y las cocinamos hasta que se forme una corteza en la parte inferior, unos
2-3 minutos y le damos la vuelta, agregamos dos lonchas de queso a cada torta, y cocinamos por el otro lado otros 2-3 minutos para que la carne este en su punto.

Retiramos las hamburguesas con una pala para fritos metálica y las trasladamos a un plato.

Las dejamos reposar durante unos minutos y luego las añadimos a los panecillos.

Decoramos las hamburguesas con las hojas de espinas, tomate, cebolla y mostaza antigua y las servimos inmediatamente, con una guarnición de Patatas caseras de Lujo.



En nuestro caso la hemos acompañado de una buena Straffe Hendrik triple rubia, cerveza belga con extraordinarios sabores de malta y lúpulo, con alto contenido alcohólico y son ricas en sabores y gustos.



¿Qué os parece la receta?

Podéis darme vuestra opinión en la sección de comentarios.